Por fin se rebelan los priistas

Se ha iniciado un movimiento nacional en el seno del Partido Revolucionario Institucional, para demandar la salida inmediata de los dirigentes nacionales y locales de ese partido. Gracias al rotundo fracaso que obtuvieron en las elecciones del pasado domingo 6 de junio, el PRI se posiciona entre los partidos minoritarios del país, a punto de extinguirse. La Confederación Campesina Mexicana, organización adherente al PRI, es la que encabeza la rebelión y propone que Alejandro Moreno Cárdenas, el actual dirigente, también conocido como ‘Alito’, sea sustituido cuanto antes, por el actual gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat o por Enrique de la Madrid, el hijo del ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado.

En Puebla, el dirigente de la CCM es José Luis Trejo, quien informó que aquí se ha planteado la salida del dirigente estatal y de todo su equipo, Néstor Camarillo, que será ya diputado plurinominal, lo mismo que ‘Alito’.

            Los momentos actuales exigen dirigentes comprometidos con los principios y programas surgidos de la Revolución Mexicana y no personas que sólo busquen colocarse aprovechándose de la posición que ocupan dentro de nuestra organización política, dijo el maestro Trejo. La alianza con el PAN ha sido un gravísimo error, al grado de que fue rechazada por priístas y panistas conscientes de lo ilógico de esa alianza que alcanzó votaciones ridículas.

           En Puebla se están convocando a organizaciones políticas, a dirigentes de los sectores que fueron pilar del partido tricolor y a organizaciones adheridas al mismo para salvarlo de la debacle total, pues al grado en que después de la derrota del 2018, ha venido cayendo, pone en peligro su existencia, señaló.

 El actual gobernador de Oaxaca y el hijo del ex presidente de la Madrid son elementos jóvenes, con convicción priísta, que han tenido un comportamiento ejemplar y congruente con los principios partidistas de apoyo a los sectores campesinos, obreros y populares, para sacar adelante al sector de la población que más lo necesita, dijo, y por eso se les está proponiendo como dirigentes nacionales, pero pueden surgir otros.

          “Lo que ya no queremos es que resurja la misma mafia que ante la derrota, se han escondido y han permitido que el PRI se siga derrumbando”.

           AL MEDIO DÍA DE AYER, EL GOBERNADOR MIGUEL BARBOSA Huerta se entrevistó con el presidente municipal electo de esta capital, Eduardo Rivera Pérez en Casa Aguayo: Trataron temas de seguridad, desarrollo económico, infraestructura, salud, medio ambiente y turismo.

           Ofrecieron trabajar coordinadamente para garantizar el crecimiento de Puebla y garantizar su desarrollo para beneficio de todos los poblanos.

           Se buscará generar el mejor ambiente social y político en toda la entidad, empezando por su capital.

Este tipo de reuniones entre el gobernante estatal y el municipal, seguirán realizándose, pues si no hay coordinación ni diálogo, dijeron, no podrán ‘caminar’ bien las cosas.

           Don Eduardo Pérez debió sentirse satisfecho de esta reunión, en la que ambos gobernantes, el estatal y el futuro gobernante municipal, tienen acuerdos y hay respeto entre ambos.

          En su pasada administración, Don Eduardo fue tratado por el gobernador panista como si fuera el conserje. El propio gobernante estatal, se asumió no sólo como gobernador, sino también como presidente de la capital del estado.

          Hizo lo que quiso. Construyó puentes y pasos a desnivel, que no agilizaron la circulación, sino que la complicaron más; se levantaron ciclovías elevadas por todos lados, sin ninguna utilidad para los poblanos, que no tienen la cultura de la bicicleta y que además, según un técnico canadiense, estuvieron muy mal hechas, empezando porque ninguna ciclopista en el mundo, se hace elevada sino a ras de tierra; le cambio las cercas de los parques y jardines para sustituirlas por rejas cuyo costo resultó sumamente elevado, construyó un museo del Barroco de más de 7 mil millones de pesos, que muy pocos poblanos o turistas conocen y después de todo eso, como si el alcalde hubiera sido un empleado de tercera clase, lo acusó de robo y a punto estuvo de meterlo preso.

‘Lalo’ debió sentir la diferencia: el gobernador de Morena, que según los dirigentes de su partido, es un partido que está destruyendo a México, lo invita a dialogar, desde meses antes de su toma del poder, para tener una relación respetuosa y amistosa, después de todo, ambos tienen responsabilidades cívicas y políticas que requieren de diálogo y coordinación en un ambiente de respeto mutuo. 

           Es hora de hacer un equipo a todos los poblanos, dijo el gobernador, para garantizar el desarrollo de la entidad y agregó que hay que asegurar el mejor ambiente social y político en Puebla…Totalmente de acuerdo.

Entrada siguiente

Odio de la OEA contra México (Parte l)

Jue Jun 10 , 2021
La doctrina Estrada que fue ‘norma de oro’, fue dejada de lado por gobiernos neoliberales Recordemos que México ante el mundo, donde los problemas políticos y sociales en cada país, así entre naciones deriven en algún conflicto, se ha expresado en las garantías de los ciudadanos, donde no cabe la […]