Los migrantes no son trofeo de gobiernos

El poblano Erasmo Ponce, el Rey de la Tortilla, opina de las remesas

El poblano oriundo de Chinantla, Erasmo Ponce se fue trabajar hace cuarenta años a Estados Unidos como indocumentado. Con el tiempo se convirtió en el Rey de la Tortilla en Nueva York y es un referente del éxito. Al día vende treinta toneladas de tortillas, quesos y chiles.

Sus productos se venden en Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania, Delaware, Maryland, Seattle y Washington, además de varias ciudades de Canadá como Toronto, Quebec y Ottawa. Su empresa se llama Tortillería Chinantla.

Egresado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, antes de la pandemia regresaba periódicamente a su pueblo natal, donde organiza eventos deportivos y construye diversas obras para beneficio de la comunidad.

En una entrevista con el diario El Universal, habla de los héroes vivientes como los denomina el presidente Andrés Manuel López Obrador, de cómo el gobierno mexicano se ufana del aumento de remesas en plena pandemia, así como de lo inútil y oneroso del voto desde el extranjero:

– Somos héroes vivientes porque salimos de nuestro País, porque tuvimos el valor o la necesidad de salir y dejar a nuestras familias, pero no somos héroes vivientes ni nos deben tomar como trofeo o con fines políticos.

– Es un tema político y electoral decir que somos héroes vivientes, porque el tema de las remesas no es exclusivo del gobierno de López Obrador, pues lo mismo hicieron Vicente Fox, Felipe Calderón y otros.

– Somos héroes olvidados que trabajan y que se la parten todos los días, pero no hay reconocimiento ni beneficios. Al contrario, cuando pueden los funcionarios federales y estatales buscan hacer negocio, lucrar con nuestras remesas, con lo que invertimos en nuestros pueblos.

– En México, ningún funcionario del gobierno debería vanagloriarse de este tema, ya que es un logro del esfuerzo de los paisanos, pero también del Congreso de Estados Unidos y del presidente Joe Biden.

– El aumento de las remesas en el último año y aún en plena pandemia se debió al incremento en los salarios de los paisanos, además de que trabajaban al día ocho o nueve horas, pero empezaron a trabajar 14 o 15 horas, con lo que ganaron más dólares.

– Ante la necesidad de mantener a sus familias en sus pueblos en México y sabiendo que durante la pandemia no tenían trabajo ni comida por el abandono del gobierno, se vieron limitados a vivir con lo básico, con la comida, sus pasajes y el pago de renta, la luz y la electricidad, con tal de que sus familias en México sobrevivieran.

– Ese es el motivo por el cual el volumen de remesas se ha incrementado en el último año y durante la pandemia, por lo que ningún presidente mexicano se debe colgar la medalla. En todo caso, a quienes debemos agradecer son al Congreso de Estados Unidos por aumentar nuestros salarios y al presidente Joe Biden por los programas de apoyo y protección.

– En Nueva York ya hay turismo, restaurantes abiertos. Los que tenían permiso para operar cuatro o cinco horas ya abren 10 horas, la mayoría de la población está vacunada. Eso ha beneficiado la economía de los paisanos y se refleja en las remesas que mandan a México.

– No sabemos realmente cuántos paisanos murieron por la pandemia; muchos terminaron en fosas comunes, no hay una estadística real. Lo que ocurrió aquí fue peor que los atentados del 11 de septiembre de 2001. Muchos fueron sepultados y no contabilizados. Fue un holocausto, con muchos sepultados en fosas y en cajas de cartón.

– En Nueva York la pandemia fue muy difícil para más de un millón de paisanos, pero en especial para los indocumentados, pues alrededor de 40 por ciento fueron despedidos por la cuarentena y no tuvieron trabajo, seguridad social, seguro de desempleo, ni ayuda del gobierno ni mucho menos acceso a la salud. Hasta hace unos meses empezaron a recuperarse y a trabajar el doble para enviar remesas.

Se complica votar

El Rey de la Tortilla, en la entrevista también habló del voto migrante, de la nula representatividad en México, además de que se desperdicia mucho dinero:

– La representación migrante no existe en México, se ha limitado mucho, se complica votar desde el extranjero, las credenciales del INE no llegan a tiempo y se desperdicia mucho dinero.

– En las elecciones presidenciales de 2018 sólo participaron 100 mil paisanos de los más de 10 millones que viven en Estados Unidos. Cada uno de los sufragios vía postal tuvo un costo de 2 mil 500 pesos.

– No milito en ningún partido, me han pedido ser candidato. A muchos líderes los están comprando para ser candidatos en México. No me presto para que me usen como levanta dedos en el Senado.

En fin, como escribió Consuelo Hernández (Colombia, 1952), en su poema La Inmigrante:

No entiendes de visas

ni de planetas fragmentados,

aprendes a decir good morning

pero a nadie le interesa how you are

ni que estés habitada por un hijo

sepultado en el desierto,

por el sueño de un empleo,

de un refugio para dormir en paz.

raultorress@hotmail.com

Entrada siguiente

Ignacio Mier seguirá al frente de Morena en el Congreso

Mié Jul 14 , 2021
Informaciones de diarios de la Ciudad de México dan por hecho que el diputado poblano Ignacio Mier Velazco seguirá al frente de la bancada de Morena en la próxima legislatura y que será ratificado también para presidir la comisión política. La experiencia del diputado Mier ha quedado de manifiesto en […]

Puede que te guste