¡El gaaas!

Mientras se define el precio del gas, los poblanos se preguntan, ¿dónde está el gobernador?

Cada fin de año desde octubre se realizan estudios del proceso económico, productivo, financiero y otras lindezas sobre el desarrollo económico nacional, donde se mide el Presupuesto Interno Bruto. Pues bien, para diciembre se cuenta con el presupuesto a ejercer el próximo año, donde se mide a cuánto subirá el salario mínimo.

Nuestro glorioso y heroico salario mínimo se determinó partiendo del actual salario de 123.22 pesos diarios, al cual se le adicionaron 10.46 pesos a través del llamado Monto Independiente de Recuperación (MIR) y, después, se le aplicó un incremento porcentual de 6 por ciento.

De este modo, el salario mínimo vigente para 2021 es de 141.7 pesos diarios en el país, un aumento del 15 por ciento, mientras que para la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 185.56 a 213.39 pesos diarios este nuevo año.

Por lo consiguiente, a pesar de que el Banco de México (Banxico) incrementó a fines de junio su tasa de referencia y que posiblemente aliste más alzas, al menos cinco bancos y grupos financieros elevaron hace pocos sus pronósticos de inflación para el cierre de 2021 a alrededor del 6 por ciento, el doble de la meta oficial.

Lo cual debemos valorar que la pandemia acorrala las economías del mundo en la balanza de sobresaltos económicos, financieros y comerciales, donde nuestro país no está exento de niveles de crisis. Sin embargo, México ha podido sortear condiciones, al grado de que el mismo FMI le brinda confianza.

Siempre existen aquellos que la incertidumbre la transforman en ganancias voraces como de oportunismo, sin contemplar afectar los bolsillos de la población y sectores comerciales y productivos que necesitan estabilidad de un producto.Me refiero al incremento criminal del gas LP.

Empresas que gracias a la concesión de distribuir el gas con el decreto por el que se reforma el Artículo Décimo Tercero Transitorio de la Ley de Hidrocarburos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de agosto de 2014, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, más la contra reforma constitucional para dar pie a la famosa “Reforma Energética”, con profundas afectaciones a todo el ramo, permitiendo la privatización y desmantelamiento de una empresa estratégica para nuestra soberanía como Pemex.

Gaseros que gracias a ello, en meses recientes pensaron que sus ganancias estaban al límite, por lo que fueron incrementando el precio del gas LP a niveles de voracidad, provocando incremento de la inflación, en cuanto a que restaurantes y negocios que utilizan el gas para su funcionamiento en el día a día, ante su aumento por semana, los mantiene en plena angustia y sobreviven para mantenerse existiendo al límite.

Nuestro pueblo consumidor, si antes de que los señores vieran por su beneficio personal, el precio de un tanque de gas de 20 kilos costaba 280 pesos hace tres meses en Puebla, ahora es de 570 pesos. Si el salario mínimo fue diseñado este año para paliar un poco el poder adquisitivo de la clase trabajadora, con estos precios del gas, estrangula a quien sea, en cuanto que ya no puede ir llevando la crisis para la familia y todas sus necesidades. Pues no, porque el gas ya no está en las nubes, se escapó al infinito y más allá.

La jugada de los vampiros gaseros parte de que las empresas distribuidoras de gas licuado de petróleo (LP) han llegado a márgenes de ganancia que superan el 50 por ciento del precio al consumidor, sobre todo en los periodos en que el combustible y su referencia a nivel internacional han estado más baratos, según el análisis con base en la información de la Procuraduría Federal del Consumidor de los últimos dos años.

De hecho, en el promedio de los últimos dos años en que la dependencia comenzó a reportar semanalmente ‘Quién es quién en los precios’, se observa que los recursos que han obtenido las empresas que venden más caro y obtienen mayores márgenes cada trimestre establecieron un precio en la terminal de almacenamiento y reparto de 6.2 pesos por kilogramo y posteriormente vendieron al consumidor a un precio promedio de 12.6 pesos por kilo, obteniendo una ganancia de 5.1 pesos por kilo, apenas un peso inferior a lo que les costó el combustible, lo que ha implicado una ganancia promedio de 41 por ciento sobre el precio al público para los gaseros tan sólo en esta administración.

Para ellos, nuestro pueblo es globero, sin mayor índice para emprender protesta alguna, por lo que aumentar el precio del gas no es problema. Los pobres empresarios exponen que sus ganancias van en picada, por lo que les urge incrementar el precio. Aunado a ellos, otras empresas que distribuyen gas en cilindros o pipas, también apoyan dicha postura, “argumentando” que tienen un sin fin de problemas, además de asaltos, que merma ganancias. Existe el robo a combustible en lo que se conoce como huachicol. Lo hay en huachigas, que también le entran al negocio de ventas al consumidor final, que forman el clan perfecto, quienes encontraron en la disputa del cómo hacer más billete.

Ante la disposición gubernamental de controlar y bajar el costo de gas, los empresarios pegaron el grito al cielo, acusando que el gobierno de desleal como también de ir contra una sana empresa.

Más brincaron al momento en que se anuncia que se crea la empresa estatal “Gas Bienestar”, en el entendido de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que no es posible que se afecte a la población con desmedidos precios del gas, siendo que consideró que el gobierno federal, a través de Pemex, no tendrá problemas para comenzar a distribuir en tres meses gas doméstico en la Ciudad de México para regular el mercado porque se tiene combustible “suficiente” y existen “finanzas sanas”, indicó.

“Aunque digan los conservadores que es populismo, estatismo y paternalismo, pero no queremos esa libertad que les gusta, que es la del zorro en el gallinero”, expresó el mandatario y remató:

“Quieren todo el mercado y hacen lo que quieren y el Estado, ¿dónde está? Quieren que se diluya y que nada más quede el mercado. No, eso era antes pues quieren que el Estado nada más esté entregando concesiones y los bienes de la Nación y que no promueva el desarrollo y que no cumpla con su responsabilidad social, pues no”, advirtió el presidente López Obrador.

Enseguida, dijo que ahora no hay un Estado “que asfixie” la iniciativa de la sociedad civil porque Pemex no será el único que distribuya y venda gas doméstico.

“Van a seguir, pero ya se pasaron. ¿Vamos a estar aquí todos los lunes escuchando que Gas Nieto es el que vende más caro en Azcapotzalco, y qué, estamos pintados o qué?, señaló López Obrador.

Por ello insistió en decir que Pemex no le va a quitar el mercado a los empresarios del gas doméstico en el país.

“Es un competidor más porque ellos se asociaron y son cinco que controlan todo el mercado del gas y, además, cómo nos explicamos, esto es de sentido común y juicio práctico, que no aumente el precio de las gasolinas, del diésel, la luz y sí el precio del gas porque está suelto”, refirió.

Como ya mencioné, la pandemia arroja desequilibrios económicos, financieros y productivos a nivel mundial, cuestión que golpea a la ciudadanía en general, pero, no se vale que oportunistas pretendan ganancias voraces a costa del pueblo, muy a pesar de que hagan sentir que tienen fuerza como para llevar a cabo paros y no vender gas, puesto que ante medidas que estableció el presidente López Obrador para advertir que no se permitirán tales borlotes, así como iniciar procedimientos legales contra quien atente a la estabilidad y no se atenga a control del precio, la ley es oportuna.

El pueblo tiene límites y paciencia, siempre y cuando no atenten contra ella, no cobrará consecuencias.

¿Y nuestro gobernador?

Este 2 de agosto se efectuó la inauguración de la XXVI Conferencia Regional sobre Migración, presidida por el subsecretario de Derechos Humanos, Población y MigraciónAlejandro Encinas Rodríguez, donde el gobernador Miguel Barbosa Huerta destacó que su administración promueve una política migratoria de inclusión y basada en el respeto a los derechos humanos.

También expresó que no existe violación a los derechos humanos de los migrantes que recorren el estado, pues su gobierno respalda y hace suyos los ideales del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador sobre el respeto y solidaridad entre los pueblos.

Correcto, sin embargo, hay problemas pendientes donde no coincide su dicho con la realidad, porque ante la desaparición de personas, luego de protestas y denuncias contra un Congreso sin conciencia social de parte de la mayoría de legisladores que se dedicaron a buscar mariposas y beneficios propios; el gobernador Miguel Barbosa tampoco vio o escuchó los lamentos, angustias y reclamos de familiares que buscan a sus desaparecidos, mismos que exponen que el gobierno del estado asuma su responsabilidad así como también a los maniquís legisladores.

Entonces, si presume que en materia migratoria ante Alejandro Encinas, solo se concreta a decir que también emitirá “una iniciativa sobre desaparecidos”.Entre tanto, las familias ya no escucharán ni tendrán la presencia de sus hijos o hijas, porque el recuerdo está en la memoria, en fotografías y sus voces perdidas. El futuro dejó de existir. El dolor cala profundamente y crea resentimientos contra autoridades ciegas como sin moral.

María Luisa Núñez Barojas, representante del colectivo ‘Voz de los Desaparecidos’, sentenció que aún no han recibido la iniciativa del gobernador Miguel Barbosa Huerta, como tampoco comprenden por qué los legisladores no asumen su papel ante la sociedad.

Como para echarle más gasolina a la lumbre, Puebla se ubica en cuarto lugar nacional por trata de personas, al registrar 26 carpetas de investigaciones abiertas contra el delito, sólo por debajo del estado y Ciudad de México, así como Nuevo León.

Lo anterior según el reporte Incidencia Delictiva del Fuero Común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), correspondiente al segundo trimestre del año.

La ciudad de Puebla es la localidad con más carpetas de investigación abiertas por ese delito, con 14 carpetas de investigación en los últimos seis meses.

Hay un mar de condiciones de ejercicio de poder en estos dos años, donde no se observa un objetivo para poder encontrar estabilidad política ni de organización, pero, eso sí, ante la próxima llegada de nuevos presidentes municipales, el gobernador Miguel Huerta, ya dispuso y elaboró una “Guía para Elaboración de Planes Municipales de Desarrollo”.

Con el supuesto fin de brindar herramientas metodológicas, el gobierno del Estado creó la “Guía para la Elaboración de Planes Municipales de Desarrollo”a fin de que incorporen elementos necesarios para propiciar un progreso sostenible y equilibrado en sus demarcaciones, que se armonicen con el gobierno estatal.

El problema está en cómo se desarrollará y aplicará, si Puebla no se encuentra en el rumbo del desarrollo en general, donde la delincuencia, la productividad, la inversión en caminos y otras necesidades están en el limbo. Como dijera Cantinflas: ¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario.

A la ciudadanía que se traslada en transporte público, se le vendió la idea que por primera vez se corregirían múltiples problemas, tales como un mejor y más nuevo transporte; que para combatir inseguridad se instalarían cámaras en los vehículos, como que también estarían conectadas al C5. Pues bien, todo indicó que el entonces secretario de Movilidad y Transportes, Guillermo Aréchiga Santamaría, además de no hacer nada con ese compromiso, sí logró mayor corrupción, por lo que el mandatario poblano, lo tuvo que despedir, sin que rinda cuentas ante la ley el tal Aréchiga. Los problemas continúan con chatarras con ruedas. Gracias gobernador.

De acuerdo al perfil político no genera empatía alguna, como tampoco logra consolidar un equipo leal ni que le corresponda debidamente. ¿Quién sabrá por qué?

Si bien la Fundación Jenkins heredó un sin fin de problemas, que afecta directamente a la UDLAP y sus estudiantes, la lógica jurídica debe buscarse una justa acción para resolver el problema, que se magnifica cuando se rompe una autonomía sin llegar a esa lógica jurídica, tal como lo fue con el extinto Rafael Moreno Valle, y el actual gobernador Miguel Huerta, quien pretende imponer como rector a Armando Ríos Piter, quien no reúne el perfil para tal cargo, según opiniones de personas que han tenido contacto con él por años.

La cadena de inestabilidad política como de gobierno, son la marca y pauta, que obliga a preguntar ¿Donde está el gobernador?

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

Entrada siguiente

Andanada del PAN vs Claudia Rivera

Vie Ago 6 , 2021
A doña Claudia Rivera, la todavía presidenta municipal que perdió su reelección por el pobre trabajo que realizó al frente del Ayuntamiento poblano, ha iniciado ahora sí el bacheado de la capital del estado, cuyo aspecto es el de una ciudad bombardeada y eso ha sacado de sus casillas a […]