Delfines y tiburones de temporada

Las violaciones a las leyes no hay diputado que las vea ni oposición que exija cuentas

Dejar pasar las elecciones ha sido una estrategia muy usada por políticos que no aspiran a más, ¿La presidencia? No llegaría, ¿senador? Ya lo fue.

Los impuestos dejados a la sociedad es algo con lo que pueden cargar, con un peso tal que sus delfines morirán ahogados en el mar del escrutinio político electoral.

La violación a la ley de seguridad, de lo electoral por el color de sus intereses fugaces, son parte del paisaje urbano donde no hay diputado que lo vea, no hay oposición que exija cuentas, solo la complicidad es el punto principal hacia el poder.

@romansanchezz

Entrada siguiente

El triunfo de Lilia Cedillo, inobjetable

Mié Sep 22 , 2021
Los resultados de la elección de rector de la BUAP, favorecieron por un elevado margen a la doctora Lilia Cedillo Ramírez, que hoy será declarada triunfadora por el Consejo Universitario.           Por primera vez en su larga historia, desde que era Colegio del Estado, la más importante institución de educación […]

Puede que te guste