Vacunas COVID-19 no destruyen el sistema inmunológico

Las vacunas COVID-19 no destruyen el sistema inmunológico, como se asevera en publicaciones con información falsa en redes sociales. Todo lo contrario, lo estimulan. Las inyecciones provocan una respuesta inmune contra el virus en el cuerpo. Además, aminoran el riesgo de contraer la infección de forma grave, disminuyen las hospitalizaciones por complicaciones o una eventual muerte, informaron expertos consultados por Reuters.

Celia Alpuche, directora del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas de México, explicó que no hay evidencia de que las dosis generen daño al sistema inmunológico. “Lo que está ocurriendo es que la sintomatología en la enfermedad es leve (en gente con COVID-19 y la vacuna), a diferencia de lo que se observa de llegar, en cierta proporción, a formas más graves (de la infección)”, comentó, en entrevista telefónica para la agencia de noticias.

La pediatra especializada en enfermedades infecciosas enfatizó que las inmunizaciones autorizadas han seguido “procesos muy estrictos” para su creación. En estos, se estudia la seguridad de las vacunas o si tienen algún potencial efecto adverso, apunta. 

A veces, después de desarrollar anticuerpos contra una enfermedad, el sistema inmunológico puede sobrereaccionar la próxima vez que se exponga al virus. Este fenómeno se conoce como potenciación de la infección dependiente de anticuerpos (ADE por sus siglas en inglés), señalan profesionales médicos de la iniciativa Meedan Health Desk. Estos expertos destacan; sin embargo, que hasta el momento no hay reportes verificados de que este fenómeno se presente como resultado de las vacunas COVID-19.https://d-11239006831011579200.ampproject.net/2109102127000/frame.html

Los científicos, precisan, diseñaron estrategias en las dosis para evitar que esto suceda. “La evidencia ha demostrado que sus intentos han tenido éxito”, agregan. Por ejemplo, se llevaron a cabo estudios en animales para investigar ADE tras la vacunación, se evaluaron a pacientes en ensayos clínicos y se analizan los datos disponibles sobre las inyecciones aplicadas.

“Los anticuerpos involucrados en el ADE no ayudan a la respuesta inmunológica del organismo sino que, incluso, pueden empeorar las cosas. Esto aumenta la posibilidad de que una persona tenga síntomas graves de una enfermedad cuando se infecta”, recogen, en su sitio web.

Diferentes vacunas COVID-19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (siglas en inglés) mencionan en su sitio web que existen diferentes tipos de vacunas COVID-19, incluidas las de ARN mensajero y vectores virales. El primer tipo enseña a las células “a producir una proteína, o una porción de ella, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro del organismo”. El segundo, contiene una versión modificada de otro virus (el vector) que da “instrucciones importantes” a las células para combatir el SARS-CoV-2.

En cuanto a la inmunidad, la OMS detalla en su página web que hay dos tipos: la innata (general a cualquier infección) y la adaptativa. Esta segunda es segmentada, a su vez, en la respuesta celular (células T) y la de anticuerpos (células B), también conocida como humoral.

La doctora Sabrina Assoumou, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, dijo a Reuters que la vacunación fortalece la inmunidad natural.

“Estudios recientes muestran que la vacunación después de la infección o la ‘inmunidad híbrida’ parece proporcionar una inmunidad sólida”, agregó Assoumou. 

Desde la OMS informan, también, acerca de la memoria inmunológica, que puede resultar de un contagio previo o de una de las inyecciones. “Cuando las células inmunes adaptativas (B y T) encuentran el mismo virus de nuevo, responden rápidamente y el sistema inmunológico elimina eficazmente una infección antes de que cause la enfermedad”, describen.

Reuters ha desacreditado anteriormente publicaciones con información falsa donde se dice que las vacunas contienen celulas provenientes de fetos o guardan relación con la tecnología 5G.

Entrada siguiente

90 años de explorar la Pirámide de Cholula

Lun Oct 4 , 2021
En 1931 iniciaron los trabajos con la técnica de túneles arqueológicos para proteger el Santuario Este año de 2021 se cumplieron 90 años del inicio de las exploraciones arqueológicas en la Gran Pirámide de Cholula, sitio que ha sido objeto de investigaciones de estudiosos como Alexander von Humboldt y arqueólogos como Manuel Gamio y Enrique Juan Palacios. Sin […]