Suicidio Priista

El problema para quien intenta hacerse pato, o como que la Virgen la habla, es que todo queda registrado en la historia, así de fácil, porque en ella cada hecho y conductas positivas o negativas que emprenda la humanidad, los políticos, líderes, dirigentes, empresarios, etcétera, está marcado por la crueldad con la que la historia los  tiene sujetos

Claro que se dice que la historia “la escriben los vencedores”, en parte es cierto, quienes acomodan a sus intereses la redacción de la misma, en cuanto que contratan a “investigadores de diversas ramas del conocimiento de las ciencias sociales”, para que den cuenta de ponderar sus virtudes, es decir, escribanos intelectuales orgánicos, que se agregan algunos de medios de comunicación escrita, radiofónica, de televisión y actualmente de redes sociales; quienes hacen todo lo posible para iluminar a los potentados oligarcas, cleptócratas y apátridas, como la octava maravilla.

Pero, la memoria social e histórica, en un momento dado, los saca del closet o catacumbas que pretenden alienar a la sociedad, contando con memoria escrita en medios diversos, como también en libros, películas, videos, etcétera, donde aflora la realidad cruel con la que actuaron de manera criminal.

Pues bien, para un gran sector de militancia del PRI, recuerdan los años gloriosos de su partido, donde el poder lo era todo. Agregan que contribuyó al desarrollo nacional en todos los aspectos, “partido”, que  pondera la soberanía nacional con Lázaro Cárdenas, también con Adolfo López Mateos, el primero por el petróleo y el segundo con la electricidad al nacionalizar esos recursos.

Por cierto, el PRI siempre ha presumido de que entre sus filas contó con Isidro Fabela (1882-1964), uno de los más destacados diplomáticos que ha tenido México y, sin duda, pilar de la política exterior mexicana. Fabela fue abogado, literato, catedrático, gobernador, historiador y analista internacional, es decir abarcó varios terrenos de la vida pública, pero su papel en el campo de la diplomacia dejó huella en los tribunales internacionales, pues supo aplicar, como pocos, la lógica jurídica en sus intervenciones en los estrados a los que asistió como representante de México.

El desempeño de Fabela fue tan brillante, que es considerado como uno de los mejores momentos de la diplomacia mexicana, pues hizo frente a países militarmente poderosos teniendo como único recurso la autoridad moral.

Forjador de la política internacional mexicana que logró ocupar los puestos más altos a los que cualquier diplomático puede aspirar, don Isidro Fabela murió en Cuernavaca, Morelos, a la edad de 82 años. Sus ideas con relación a los problemas de solidaridad entre las naciones han quedado de manifiesto en sus obras, donde plasma su posición revolucionaria y antiimperialista. En sus libros Los Estados Unidos contra la libertad y Las doctrinas Monroe y Drago, por ejemplo, Fabela claramente dejó ver su espíritu iberoamericanista. Comprendió el peligro que significaba para los pueblos de América Latina la actitud hegemónica e intervencionista de una potencia que considera al continente americano como su traspatio o su propiedad. Además de ese legado ideológico.

Si mencionamos a Fabela, es cuanto a una dignidad nacional que quedó clara ante el mundo, sobre todo porque él ya había advertido de que en un momento dado surgirían grupos políticos y empresariales que apostarían por restar o robar la soberanía nacional de nuestros recursos naturales, de empresas del estado y otras tragedias.

Imposible olvidar el 68, el 10 de junio y un proceso de guerra sucia o exterminio de fines de la década de los sesenta a principios de los ochenta, contra todo movimiento de protesta social, principalmente contra la guerrilla mexicana. Represión, detenciones arbitrarias, ejecuciones de líderes sociales o su desaparición forzada.

Si bien, hasta principios de los ochenta, con todo y los problemas económicos nacionales que arrojó el sexenio de José López Portillo, es el último presidente que no incurrió en el saqueo y robo nacional, es decir, privatizar al capitalismo salvaje nuestra soberanía.

Miguel de la Madrid, es el inicio neoliberal, donde se tiende la cama para que su pupilo Carlos Salinas de Gortarí, sea quien da rienda suelta a la vorágine tecnócrata y apátrida, sobre todo con el mito de que sacaría a México de ser una “nación subdesarrollada, a un país en desarrollo”, forjando todo un entramado de complicidades con políticos y empresarios, más capital extranjero, para imponer un modelo de corrupción e impunidad desmedida.

El proceso de privatización no se hubiera logrado si no antes realiza contubernio con castas oligarcas y de la plutocracia mexicana, ademas política con el PAN, para dar “fe” de que su elección presidencial fue “democrática” y sin fraude. Para ello, en una entrevista periodística que se le hizo al actual Director de la CFE, Manuel Bartlett, enfatizó, ““Si me pica un poquito, como están jugando con mi biografía, voy a ser un poco grosero, porque me siento un poco como legislador, yo he sido más legislador que ustedes, muchos lo saben. Miren, la caída del sistema fue un amasiato entre el PAN y Salinas de Gortari. ¡Así fue! ¡Un amasiato entre el PAN y Salinas de Gortari!”, dijo Bartlett.

En 1988 las elecciones se reñían entre el priista Carlos Salinas de Gortari y Cuauhtémoc Cárdenas, abanderado del Frente Democrático Nacional. Ese año era la primera vez que se implementaba en México un sistema de resultados electorales preliminares.

Los resultados de los distritos electorales eran informados por teléfono directamente a la Comisión Federal Electoral.

Situación que ante la sociedad, el ganador presidencial era Cuauhtémoca Cárdenas. Para evitarlo, se desconectó el sistema de cómputo por una horas, para cuando se reinició el sistema, el ganador lo fue Salinas.

Cabe resaltar que cualquier funcionario de cualquier nivel de gobierno, no puede tomar decisiones de manera personal, máxime si  es de gran relevancia o peso político, por lo que Miguel de la Madrid es quien giró la orden para hacer ganar a Salinas. Así de simple.

El neoliberalismo salinista abre la puerta de la privatización, para ello, recurrió a la contrareforma del artículo 27 constitucional, que permitió ir privatizando el campo, para que el ejido pueda ser vendido, así inversiones de empresarios nacionales o extranjeros pudiesen hacer magníficos negocios en todo. Razón por la cual la clase campesina queda al desamparo así como incrementa el proletariado agrícola e inmigración a los Estados Unidos en mayor proporción.

La forma lógica fue ese amasiato que permitió recurrir a legisladores comprometidos con políticas neoliberales, e ir desarticulando el aparato estatal de producción, desde ya no invertir en investigación, desarrollo, modernización, mantenimiento de PEMEX. CFE, sector salud, educación, etcétera. En cuanto a radio y televisión, los ganadores son Carlos Slim con Telmex y Ricardo Salinas Pliego con Imevisión, hoy TV Zateca.

Para poder “hermanar” intereses de “inversión” y comercialización del país al capital empresarial mexicano y extranjero, quien se encargó de la planificación y ejecución táctica como legal, para que después los “legisladores” lo aprueben, fue Emilio Lozoya Thalmann, secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal durante el sexenio de Salinas de Gortari. Padre de Emilio Lozoya Austin.

La rapidez con que se extiende por el mundo el movimiento privatizador se explica en parte porque coincide con la desilusión generalizada hacia el Estado promotor y sus excesos. Los límites del enfoque racional del Estado benefactor permitieron que los conceptos básicos de la economía neoliberal encontraran una nueva preeminencia. En México, el cambio coincide con el inicio del gobierno del presidente De la Madrid y el desprestigio de los excesos de los gobiernos priístas anteriores. Se abandona la política progresista y nacionalista y se adopta una política de carácter neoliberal.

Para poder comprender a fondo el proceso ideológico y político de imposición de este modelo económico, la periodista canadiense Naomi Klein en su libro Doctrina del shock – El auge del capitalismo del desastre, sobre la imposición del neoliberalismo mediante terapias de choque para llegar a la máxima obtención del lucro; críticas sobre las medidas propuestas para salir de la crisis. Análisis histórico de los modelos de desarrollo y la propiedad industrial, mostrando su íntima relación e incidencia en la transferencia de tecnología y forja del progreso. Comprobando que existe un «desarrollo del subdesarrollo», plantea cambiar de modelo: sugiere uno que privilegie el mercado interno, la integración regional y el restablecimiento del equilibrio entre el interés público y el privado.

Se ejerce con Ernesto Zedillo, luego con ya no el amasiato de noviazgo PRI-PAN, sino con el formal compromiso de jugar a la “democracia” al regalar la presidencia con Vicente Fox, para culminar en matrimonio entre Felipe Calderón y Enrique Peña.

En todo esos sexenios, se debe reconocer que quien decapitó la ideología e identidad doctrinaria al PRI fue Salinas de Gortarí, que es el que da la puñalada y castración a su formación de cuadros, para irles imponiendo una ideología llamada “pargmatismo” en el que partir de los años en los que México comenzó con la ciudadanización de los órganos electorales en la década de los noventa del siglo pasado, y luego de la alternancia partidista en el 2000, las fuerzas organizadas en partidos (y sobre todo en alianzas de partidos) se han enfrentado a la disyuntiva que hay entre ideología y pragmatismo durante las contiendas electorales por el poder político. Esta disyuntiva no es un tema menor.

En esencia, los partidos políticos son organizaciones ideológicas que agrupan a masas o a cuadros sociales en función de un postulado programático mediante el cual buscan legitimar su lucha y acceso al poder. Así, hay partidos que privilegian ideológicamente, por ejemplo, a la clase empresarial, o a los temas ambientales, o a la clase trabajadora, o al pensamiento conservador, o a las corrientes socialdemócratas, o a las diversas demandas ciudadanas.

Así, los diversos estratos de votantes, desde los duros hasta los volátiles, se agrupan en torno a un partido gracias a la base ideológica que esa organización dice sustentar. Sin embargo, el fenómeno de la atomización (cuando en el espectro del sistema de partidos existen diversas opciones y se diluye la claridad de sus postulados ideológicos) hace que cada uno de los partidos políticos, por sí mismo, sea incapaz de obtener votos mayoritarios para los cargos uninominales que se contienden. Esto les obliga a articular alianzas con otras fuerzas políticas para ser competitivos en la contienda electoral.

Estas alianzas suelen ocurrir entre fuerzas con plataformas programáticas más o menos afines, de modo tal que sus bases electorales no se ven tan comprometidas ideológicamente. Sin embargo, cuando se desechan los postulados ideológicos, y se apuesta sin cortapisas al acceso al poder, el pragmatismo político puede erosionar la brújula que orienta las acciones y decisiones políticas de esa fuerza una vez que gana la contienda electoral.

Por lo que el pragmatismo salinista representa la forma en la que opera la real politik, con sus cabildeos, alianzas, conflictos y consensos, en torno al ejercicio práctico del poder político. Ambas dimensiones, la ideológica y la pragmática, pueden coexistir –y de hecho lo hacen– en la contienda partidista por el poder. El riesgo está en sacrificar una por privilegiar a la otra ya que, si bien “el fin justifica los medios”, el único fin que justifica cualquier medio es sólo la preservación del Estado, no el prosaico pleito por llegar al poder.

Ese poder patriarcal de Salinas existe a la fecha, donde él, cada vez que se le cuestiona su proceder maquiavelico se reduce a apuntar que “todo es política ficción”, así evade definir o elaborar un planteamiento reflexivo.

La descomposición social, educativa y nacional, parte de ese proceso privatizador, donde las consecuencias son a la fecha. La represión, desaparición forzada, ejecuciones contra el pueblo, es la constante sexenal, al punto de llegar a la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

Claro que si Salinas inaugura la privatización con la contrareforma al artículo 27, entre Calderón y Peña, dan la puñalada trapera contra los artículos 24, 25, 26 y más el 27 constitucionales, para abrir más heridas a lapérdida de soberanía, ampliando más la crisis económica y social que deriva en el empobrecimiento laboral y salarial, como también los contrastes en el agro, salud, educación y más.

Nada de ello podría ser, si no fuera porque el PRI fue castrado y hecho una piltrafa pragmática, al grado de que ya sin identidad ni ideología, dos eminentes empresarios ambiciosos, ególatras y de corte ultraconservadores, por no decir fascistas, como Claudio X González Guajardo y Gustavo De Hoyos Walther, al formar su organización Sí Por México, compraron a los dirigentes Marko Cortés del PAN,  Alejandro Moreno del PRI y a Jesús Zambrano del cadáver PRD, para hacerlos a su voluntad y bajo una Frankenstein o frente Vamos Por México, buscar la reconquista del poder perdido.

Es lamentable que el PRI ya dejo de ser un partido con historia propia, al grado de que sus amos empresarios, los condicionan a un “pacto” donde lo obligan a apegarse a los intereses de estos dos empresarios, al grado de que para 2024, el o la candidata a la presidencia de la república, puede o no ser del PRI o PAN, donde la lucha por el poder abarca desde 2022, 2023 a 2024, máxime que el 20 de octubre, en un cónclave derechoso, Mister X González y De Hoyos, los sometieron a esa lucha política con el eslogan: “Ganarle a Morena”.

Seis sexenios de hartazgo social condujeron a derrotarlos, mismos que los empresarios tuvieron que comprarlos para hacerlos ariete de sus conquistas, ya no como PRI, sino como instrumento pragmático.

La consecuencia es que la militancia los está abandonando por traicionar sus principios ideológicos, por imponer un modelo derechista y fascista, por intentar seguir el rumbo privatizador y apátrida. 2022 y 2023, años de elección donde candidaturas a gobernador podrán perder. El PRI, podría perder hasta el registro, porque la militancia también padece estragos y hartazgo.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

Analista político y de prospectiva social

Entrada siguiente

Zautla parte importante de la historia revolucionaria; se realiza el desfile del CXI Aniversario del inicio de la Revolución Mexicana

Sáb Nov 20 , 2021
“Nuestro municipio de Zautla fue parte importante del movimiento histórico revolucionario; en Zautla, producto de los movimientos sociales y de la revolución, se construyeron escuelas, 8 ejidos, como herencia de ese movimiento revolucionario”, fueron las palabras del Presidente Municipal, Marco Antonio Alejo Calderón, al encabezar el desfile alusivo al CXI […]

Puede que te guste