Aprobados de 6

En días pasados las autoridades federales de la SEP, emitieron y difundieron un comunicado a los secretarios o titulares de Educación en el país, donde se da la instrucción de NO reprobar a los alumnos que cursan el ciclo escolar 2021-2022.

Esto es con la finalidad de “no estancar al alumnado en los diferentes grados académicos del país”.

 “Las acciones que realicen en términos de este numeral deberán favorecer en todo momento el acceso, permanencia, tránsito, continuidad y egreso oportuno de los educandos por el sistema educativo nacional”, dice el documento.

La pregunta que se genera es: ¿en verdad, ésta medida es buena, positiva y productiva?

La realidad es que ¡NO es así!

A raíz de la pandemia, las aulas educativas se mantuvieron cerradas durante 18 meses aproximadamente, durante este lapso, la SEP dio como solución llevar a cabo las clases en línea, con el apoyo del programa “Aprende en casa”, que se difundió a través de internet, radio y televisión.

Dicho programa ha sido un rotundo fracaso, por la falta de infraestructura que impera en nuestro país, además de haber sido improvisado, ya que se tomaron tutoriales de otros países que no tiene nada que ver con la enseñanza que se imparte en nuestro país; por otro lado las clases en línea tampoco rindieron el resultado esperado; esto por diversos factores, entre ellos se encuentras: la falta de recursos tecnológicos, compromiso e interés  por parte de un gran sector de docentes, alumnado y padres de familia.

Sea cual sea el motivo de este fracaso, el aprobar de grado académico NO es la solución. Esta medida, tendrá como consecuencia un alumnado que no le dará el valor necesario a los estudios, ya que si haces un esfuerzo o no, de todas maneras pasas de grado, esto dará paso a una generación de profesionistas mediocres.

La pandemia terminó de fracturar una educación que ya se vislumbraba deficiente. Si la SEP desea elevar sus estándares de calidad, debe comenzar por eliminar a burócratas de escritorio que proponen programas ineficientes y que no saben lo que representa, “ser titular ante un grupo de alumnos”, trabajar activamente en una enseñanza que tenga una base en los valores éticos y morales, se debe promover a los alumnos que demuestren un verdadero aprendizaje y sobre todo un auténtico esfuerzo.

Quizás suene bastante drástico este punto de vista, ¡pero es necesario!

Nuestra cultura mexicana está tan acostumbrada a vivir con expresiones como: ¡Por poquito ganamos!, ¡ya merito la hacíamos!, ¡por un pelito de rana, lo logramos!, entre otras más.

Si realmente deseamos ser un país competitivo, debemos ser una sociedad competitiva, que no dependa y culpe al gobierno de todo, por el contrario, la sociedad mexicana siempre ha demostrado que se levanta, ante diferentes adversidades, como temblores, explosiones, etc.

Si queremos ser una sociedad de primer mundo, instauremos una educación de primer mundo, a través de docentes de primer mundo.

¿Qué opinas estimada Red?

Espero tus comentarios en mis redes sociales.

Tu seguro amigo Saúl García.

Entrada siguiente

Brindan certeza jurídica gobierno estatal y municipal a afectados de Xochimehuacan

Mié Nov 24 , 2021
Para dar certeza jurídica a las y los poblanos, el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Puebla celebraron un convenio de colaboración para la ejecución del programa de regularización de predios en beneficio de los colonos de San Pablo Xochimehuacan y de toda la ciudad. Así lo reportó el […]