Universitarios con alto potencial científico reciben apoyo para proyectos innovadores

Cuatro jóvenes científicos –tres de ellos de la UNAM–, con una sólida trayectoria en el país en las áreas de matemáticas, física y ciencias químico-biológicas, recibieron las Cátedras de Investigación Marcos Moshinsky 2021, que reconoce e impulsa carreras exitosas en diversas áreas del conocimiento para continuar con sus proyectos innovadores.

Los universitarios que se hicieron acreedores a este reconocimiento fueron Adriana Hansberg Pastor, Luis Antonio Ladino Moreno y Saúl Noé Ramos Sánchez, de los institutos de Matemáticas, Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático, así como de Física, respectivamente

Sus proyectos son: “Patrones inevitables, no monocromáticos”; “Importancia de las partículas de aerosol en la micro física de nubes y en el desarrollo de precipitación sobre la Ciudad de México”, además de “Resolviendo el problema de sabor con cuerdas”.

Las Cátedras son financiadas por la Universidad Nacional a través del Instituto de Física (IF) y por la Fundación Marcos Moshinsky (FMM), asociación civil que apoya la ciencia en México.

Al hacer la entrega, el coordinador de la Investigación Científica, William Lee Alardín, resaltó la importancia de la ciencia básica, la cual tiene ligas profundas con los proyectos que desarrollan los galardonados.

Resaltó que recientemente la ONU declaró 2022 como “Año Internacional de las Ciencias Básicas para el Desarrollo Sostenible”, lo que está vinculado a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Lo anterior “es una oportunidad de oro” para poner sobre la mesa la importancia de la ciencia básica y dejar claro que es indispensable para lograr soluciones prácticas y aplicables, que después sirvan a la sociedad en beneficio de su bienestar, aseveró.

El trabajo científico de calidad que desarrollan debe acompañarse de la formación de nuevos cuadros de investigadores, una tarea que no puede ser ajena a su quehacer, pero también difundir los resultados de su labor con sus pares, la sociedad y los tomadores de decisiones, añadió Lee Alardín.

Después de diez entregas de este reconocimiento, y por el nivel de los 62 catedráticos y sus proyectos, podemos asegurar que son investigadores creativos, con alto potencial y logros probados, y contribución importante al desarrollo científico de México, aseguró.

En representación de los galardonados, Adriana Hansberg Pastor, consideró que las Cátedras Marcos Moshinsky son únicas por el grado de confianza que deposita a quienes se les otorga, “prometemos realizar, con gran responsabilidad nuestras labores científicas e impulsar la formación de futuros científicos, en pro de la ciencia y de la academia mexicanas”.

En tanto, la directora del IF, Cecilia Noguez Garrido, refirió que esta es la décima entrega de las Cátedras Marcos Moshinsky, con la cual suman 62 catedráticos. “Esto nos habla del quehacer científico tan joven que tenemos en el país, con carreras brillantes y ascendentes, quienes van a continuar lo sembrado y emprendido por aquellas personas que nos permiten estar aquí”.

En representación de la familia Moshinsky, Moisés Moshinsky reiteró que los cuatro científicos beneficiados contribuirán al desarrollo de la ciencia en México. “Es importante que su trabajo se realice creando un ambiente productivo y humano, con colaboración, respeto y liderazgo, sin imposiciones”.

De acuerdo con el vicepresidente de la FMM, Peter Otto Hess, la Cátedra reconoce a jóvenes con una trayectoria ascendente, pero que en ocasiones no tienen recursos suficientes para realizar sus proyectos, y este galardón les da “el último empujón, aunque la investigación a desarrollar tiene un papel importante”.

También fue seleccionado en el área de Física, Miguel Ángel García Aspeitia, catedrático Conacyt asignado a la Unidad Académica de Física de la Universidad Autónoma de Zacatecas, con el proyecto “Taxonomía de la Energía Oscura Emergente, su posible relación con la tensión de la constante de Hubble y el amanecer cósmico con SCI- HI”.

Una gran familia

De acuerdo con la FMM, las cátedras de investigación son un homenaje permanente a la labor de Marcos Moshinsky y un honor vitalicio para quienes las obtengan. Se espera que a lo largo de los años los acreedores formen una gran familia con un objetivo común: fomentar la investigación científica en México. Del 2011 al 2021 se otorgaron en las áreas de física, matemáticas y químico biológicas.

Marcos Moshinsky -considerado pionero de la Física en México- inició sus estudios en esa área y en Matemáticas, en la Facultad de Ciencias de la UNAM.

Obtuvo los títulos de maestría y de doctorado en la Universidad de Princeton, Estados Unidos, bajo la asesoría de Eugene Wigner, Premio Nobel de Física 1963. A su regreso a México inició una larga y brillante carrera, convirtiéndose en el gran impulsor de la física nuclear en Latinoamérica.

Entrada siguiente

Respalda PAN decisión del INE y demanda que el presidente respete su autonomía

Dom Dic 19 , 2021
El presidente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, demandó al presidente López Obrador, a su partido y a sus huestes de linchamiento mediático que cesen los ataques y respeten la autonomía constitucional del Instituto Nacional Electoral. “Deben admitir que nadie está obligado a lo imposible, sobre todo porque fueron […]