Lecciones de política para aprendices V

El juego era simple: disfrazarse con palabras ajenas para llegar a las fiestas de los poderosos

El juego era simple, disfrazarse para llegar a las fiestas de los poderosos, allí habría alguna persona a la cual enamorar.

El disfraz: ropa prestada, de palabras ajenas, de viajes escuchados de amigos de los amigos de escuelas a las que nunca había asistido.

A las jóvenes les parecía simpático, de mucho mundo.

Siempre en un carro prestado y algunas veces intercambiado entre los amigos, parecía entonces que era un joven magnate con ocho carros diferentes.

César por fin lo había logrado; admitido en un grupo político, gracias al futuro suegro sería concejal.

Engaño, sueños, ambición, malicia: el político perfecto.

Entrada siguiente

Realiza Zautla primer arranque de obras en la junta auxiliar de Chilapa

Sáb Ene 1 , 2022
El presidente municipal Marco Antonio Alejo Calderón, agradeció a nombre de los pobladores y del ayuntamiento, el compromiso y apoyo del Gobierno del Estado, que otorgó recursos para el desarrollo de esta y diversas obras a concretarse en el 2022 Con el propósito de lograr el fácil acceso a todas […]

Puede que te guste