Energías limpias e inversión privada, temas del 4º Foro del Parlamento Abierto sobre la reforma eléctrica

En la Cámara de Diputados continuó el Foro 4 del Parlamento Abierto, denominado “Mecanismos de transferencia a la iniciativa privada, Certificados de energías limpias; Energías limpias: inversión privada y CFE”, en torno al análisis de la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el Ejecutivo Federal.

Intervenciones de ponentes

Jorge Toro González, licenciado en física matemática por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), aseguró que la meta de generación de energía eléctrica ya se ha sobrepasado; sin embargo, los certificados de energía limpia tienen un efecto negativo para la CFE pues ésta eroga alrededor de 4 mil 500 millones de pesos en promedio que va a industrias extranjeras. “En Estados Unidos las carteras de energías renovables insistieron que estuvieran en la ley y no fueron aceptados, mientras que en México sí”.

Agregó que 6 mil 500 millones de pesos se han erogado dentro de las subastas y además hay un bono para los emisores de energía del 51 por ciento que en realidad es un subsidio, por lo que advirtió que de seguir igual la CFE tendrá que destinar una importante cantidad de recursos en los próximos 20 años.

Aclaró que la reforma no rechaza las energías limpias, sino que gran parte de la responsabilidad de la reducción de emisiones se plantea al sector energético, pero no es así, ya que se debe incluir a otros sectores como el de transportes en donde prácticamente no hay medidas.

Nelson Delgado, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), explicó que no se está en una transición energética gratuitamente, sino ante una necesidad de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. “Nos estamos quedando sin tiempo, las acciones que no se tomen antes de 2030 harán imposible las medidas de mitigación en las siguientes décadas”.

Dijo que para cumplir con las metas de generación limpia, en 2024 en México se requerirían inversiones adicionales del orden de 10 mil millones de dólares.

Las políticas climáticas de México son, consideró, “altamente insuficientes” para limitar las emisiones hacia 2030 y contrarias con los compromisos del Acuerdo de París.

Dijo que si efectivamente se están reduciendo en los últimos tres años las emisiones de gases la pregunta es si con esta reforma seguirá. “Nuestra conclusión es que se detiene, pues si se diera preferencia a las centrales de generación de la CFE los costos de producción crecerían en 52 por ciento”.

Miguel López López, subdirector de Contratación y Servicios de la CFE, comentó que la reforma tiene que eliminar la transferencia de recursos de la Comisión hacia los privados, quienes intervienen en tres figuras en el sector eléctrico: productores independientes, autoabasto y mercado eléctrico mayorista.

Lo anterior, dijo, es sumamente dañino para la CFE, ya que se utilizan estas figuras de manera fraudulenta porque encubren los llamados socios de “papel” que despojan de sus recursos a la Comisión.

Reiteró que es falso que los productores independientes sean más baratos que la CFE. Elevar la transición energética al rango constitucional es de suma importancia para el país. “De todo lo que se inyecta a la red de energías limpias el 55 por ciento lo inyecta la Comisión”.

Diego Rasilla González, experto y asesor energético, estimó que la iniciativa de reforma eléctrica debe ser una herramienta para el desarrollo del país e impactará a todas y todos los mexicanos, no solo en lo económico, sino en lo ambiental y en la salud.

Consideró que México requiere de una matriz de generación con un objetivo social a largo plazo, como la reducción del cambio climático. Debemos fortalecer a la CFE siempre y cuando sea al lado de operadores y órganos independientes y con un trabajo estrecho que trace una hoja de ruta hacia la transición energética. Recomendó buscar el uso de las energías solares y eólicas.

Al responder una pregunta a través de redes sociales en torno a si la CFE puede llevar por sí sola la transición energética, Jorge Toro González indicó que no se está en contra de las energías limpias.

Nelson Delgado dijo que ningún país puede solo con la transición eléctrica y a menos que la CFE multiplique por cuatro sus recursos no puede encabezarla.

Miguel López López comentó que la CFE sí cuenta con inversiones, ya que ha modernizado 16 hidroeléctricas y va a aportar cerca de 305 megawatts que es el equivalente a 10 parques eólicos. “Se invierte en energía renovable y limpia”.

Diego Rasilla González consideró que la CFE no puede sola con la transición; se debe fortalecer con el complemento de la industria privada en materia de inversiones. “Es complicado que un país pueda subsistir solo con una empresa eléctrica, se necesita apoyo”.

Entrada siguiente

Interés en Puebla por el uso de energías renovables

Vie Ene 21 , 2022
En el estado de Puebla existe la posibilidad de aplicar una política industrial que aproveche las energías renovables, lo cual generaría notables beneficios económicos y ambientales. Así se estableció durante una reunión de trabajo con el vicepresidente nacional del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Jorge López Morton, la secretaria […]