¿Eduardo Rivera Perdió las Juntas Auxiliares?

Recuerdo las elecciones de las Juntas auxiliares de la administración Municipal de Mario Marín.San Francisco Totimehuacan -es la Junta Auxiliar más grande de Puebla- se incendió, literalmente, hubo quema de urnas, boletas y toda la papelería electoral.

En la administración de Tony Gali, como alcalde, los amparos contra la convocatoria para los plebiscitos llovieron y la echaron abajo, pretendía que para obtener el registro como candidato se contara con el aval de un Partido Político.

Con Claudia Rivera el desorden no podía faltar, también hubo quema de urnas, inconformidades, y varias elecciones se tuvieron que cancelar, y repetir. Los amparos y las impugnaciones  llegaron hasta el tribunal electoral.

Para los partidos políticos, y los grupos en el poder, la Juntas Auxiliares han pasado a ser solamente un trofeo, son contados los ediles auxiliares que a su paso por una Presidencia han trascendido, por lo menos no en la capital del Estado.

El primer año de Gobierno de Claudia Rivera se presentó un levantamiento de ediles auxiliares contra de la alcaldesa. El motivo era uno solo, exigir recursos para cada Junta Auxiliar. Una vez que los recursos empezaron a fluir los conflictos fueron desapareciendo.

En este 2022 las cuatro elecciones de Juntas Auxiliares que se cancelaron, San Pablo Xochimehuacan, Ignacio Romero Vargas, Canoa y San Felipe Hueyotlipan eran focos rojos anunciados, que se pudieron evitar con un poco más de diálogo y vigilancia.

Para la repetición de estas cuatro elecciones, el Ayuntamiento de Eduardo Rivera, podría solicitar al Instituto Electoral la organización de estas, lo cual podría ser aceptado y con eso la administración municipal librarse de un nuevo conflicto.

Una vez instalados, los 17 nuevos ediles auxiliares, buscarán que el Ayuntamiento les entregue la mayor cantidad de recursos en dinero, especie u obras para sus demarcaciones, seguramente es algo que el alcalde municipal tiene perfectamente proyectado.

En materia electoral, la mayoría de los 13 nuevos ediles auxiliares, ganó con entre mil y 2500 votos, los cuales están identificados con un grupo político, más no con una etiqueta partidista, por lo que esos votos en una elección constitucional se vuelven volátiles.

Esto nos muestra que ganar una elección de junta auxiliar es un trofeo que, una vez obtenido, sirve para guardarse en la vitrina de los recuerdos.

Grave error quienes se sienten los patriarcas de las Juntas auxiliares, y crean que al tenerlas lograran triunfos electorales en el futuro, por lo menos así los ha demostrado la historia hasta nuestros días.

Entrada siguiente

Paola Angon rinde informe de actividades de los primeros 100 días de gobierno

Mié Ene 26 , 2022
La presidenta municipal Paola Angon Silva, presentó un informe a 100 días de haber iniciado su gobierno, en el que dio a conocer a la ciudadanía cholulteca que su administración está dando un giro de timón para detonar, en San Pedro Cholula, un proyecto de progreso y desarrollo.  En este […]

Puede que te guste