Nuevo Plan de Desarrollo Institucional BUAP

Es de esperarse que el nuevo plan pondrá a la vanguardia a la institución ante los retos pospandemia

El pasado 8 de febrero, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla lanzó públicamente la Convocatoria a la comunidad de la institución integrada por estudiantes, personal docente, administrativo  y a todos los sectores de la sociedad, para la presentación de propuestas para el Plan de Desarrollo Institucional 2021-2025 de la rectoría que encabeza la Dra. María Lilia Cedillo Ramírez para lo cual se abrió el sitio web www.pdi.buap.mx

Dentro de los documentos de consulta que se pusieron a disposición de los interesados, destaca el Programa de Trabajo 2021-2025: Nuevos retos, nuevos tiempos, que presentó la hoy rectora a la comunidad universitaria y que le permitió contar con los votos suficientes para ocupar el cargo.

En dicho programa, nuestra rectora plantea diversos puntos, entre los que destaca el Punto I que tituló “Transición Post- Covid 19”, donde analiza cuáles serán los impactos y cambios en la Universidad, el cual señala: “La irrupción del Covid 19 suscitó una serie de transformaciones y adecuaciones en varios órdenes del quehacer humano; las universidades no estuvieron ajenas a ello y sufrieron la exigencia de realizar adaptaciones sustanciales para continuar con sus actividades académicas, administrativas, investigativas y de extensión. A pesar de la difícil situación, la BUAP continúo sus tareas configurando nuevos escenarios, fortaleciendo sus actividades día con día, aprovechando las plataformas y los recursos tecnológicos, así como una gran dosis de compromiso de los docentes.”

En el Punto II denominado “Reimaginar el futuro”, nos habla de la visión actual de la Educación , donde afirma: “…la pandemia mundial de Covid-19 expuso la vulnerabilidad que afronta la humanidad, además ha mostrado un claro panorama de las desigualdades existentes y una imagen más clara aún de las medidas que debemos adoptar, entre las que destaca asegurar la educación de los más de 1500 millones de estudiantes cuyo aprendizaje se ha visto obstaculizado por el cierre de las escuelas, según datos obtenidos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación.”

Su programa de trabajo descansa en cuatro ejes: El primero, Educación desarrolladora de la Transformación; el segundo, Modelo de Investigación abierta y comprometida; el tercero, Corresponsabilidad social y solidaria; y el cuarto, Gobernanza y gestión incluyente y con trato humano.

Cabe resaltar la invitación para participar en los foros para la presentación de propuestas, que hizo la Coordinación General de Escuelas Incorporadas, dependiente de la Secretaría General de la BUAP, a las 16 instituciones de nivel superior que conforman este sistema universitario, así como a las de nivel medio superior.

En primer lugar, porque desde hace casi treinta años en que se fundó la primera escuela incorporada y al paso de cuatro rectorías, nunca se había dado voz a los directores de las instituciones y a sus docentes, para presentar propuestas sobre un documento de tanta importancia, como lo es el Plan de Desarrollo Institucional de nuestra máxima casa de estudios del Estado.

En segundo lugar, porque el principio de inclusión que ha planteado la rectora, desde su campaña, cobra vida al haber abierto un foro de presentación de propuestas para las instituciones incorporadas tanto de nivel medio superior, como superior y que se llevó a cabo el pasado 23 de febrero en la Unidad de Seminarios de la Universidad; donde se presentaron 16 ponencias que retoman los temas de mayor preocupación de las instituciones para dar solución a diversos problemas originados por la aplicación de un Reglamento para las Instituciones Incorporadas, que data del mes de julio de 1992 y que por diversas circunstancias, no ha sido actualizado hasta la fecha, a pesar de que el 6 de marzo de 2016 se presentó ante la rectoría a cargo del Dr. José Alfonso Esparza Ortiz un proyecto de Reglamento elaborado por los directores de las Escuelas, que no llegó para su análisis y aprobación al H. Consejo Universitario.

En las ponencias presentadas en el foro, se hicieron propuestas que ya han sido registradas en la plataforma y que se suman a las más de 443 que hasta el día viernes 25 de febrero ya se tenían contabilizadas.

Destacan propuestas que en caso de ser validadas por la Comisión revisora beneficiarán a los estudiantes de las escuelas incorporadas, tales como permitirles el acceso a las bibliotecas, instalaciones deportivas, eventos culturales y artísticos, a los servicios del Hospital Universitario mediante una cuota preferencial, a los intercambios, estancias y convenios internacionales con que cuenta la BUAP, así como para la prestación de su servicio social y prácticas profesionales.

En la parte académica, conservar el examen de admisión como requisito de ingreso a las instituciones incorporadas, programas de rescate para alumnos que hayan abandonado estudios, acceso a todas las formas de titulación que se aplican a los estudiantes de la Universidad; acompañamiento de la BUAP en los procesos de acreditación de planes y programas de estudios, la regionalización de las escuelas incorporadas a fin de que los aspirantes que no obtengan lugar en los campus regionales puedan elegir como alternativa cursar su licenciatura en una escuela incorporada, sin tener que salir de su lugar de origen y finalmente la posibilidad de que la incorporación de estudios pueda considerar los estudios de posgrado que comprenden: especialidades, maestrías y doctorados.

Todas las propuestas deberán plasmarse en el Nuevo Reglamento que en su momento apruebe el Consejo Universitario y que deberá estar a la altura de los tiempos de transformación y cambio, que demandan los aspirantes a cursar estudios de nivel superior con reconocimiento BUAP.

Con base en los trabajos que se llevan a cabo, es de esperarse que el nuevo Plan de Desarrollo Institucional de la BUAP, pondrá a la vanguardia para afrontar los nuevos retos y tiempos que vive nuestra sociedad después de la pandemia del Covid-19 pensando siempre en el futuro de las nuevas generaciones de universitarios.

Entrada siguiente

Tambores de guerra y sirenas de emergencia (I)

Lun Feb 28 , 2022
Las guerras las crean los adultos, quienes ponen los muertos son los jóvenes y la población El conflicto entre Rusia y Ucrania tiene varias aristas históricas y presentes, donde intereses territoriales, étnicos, culturales y geográficos, más los económicos y políticos se entrelazan, condiciones que cada proceso posee su propia característica; sin embargo, […]

Puede que te guste