Se lleva a cabo platica «Nuestro propósito de ser Mujer»

Se llevó a cabo un desayuno exclusivo para damas por parte de «Casa de Gozo y Manantial de Vida», donde se dieron cita alrededor de 90 damas.

El mensaje emotivo estuvo a cargo de la Presbitera  Merary Trejo, quien abordo el tema «Nuestro propósito de ser Mujer», donde explicó las cualidades, funciones, características e identidad de una Mujer.
Resaltó la importancia de la mujer dentro de la sociedad, la familia y el matrimonio, pero sobre todo la importancia de quererse, amarse y respetarse a sí misma como una pieza indispensable, ya que en la actualidad;

la figura de la mujer ha sido lastimada a través de los conceptos feministas y machistas. A la mujer se nos ha sexualizado, para vender, las empresas usan la imagen de una mujer como objeto, lamentablemente está idea ha proliferado y se ha globalizado, hasta el punto de que es «normal» este tipo de mercadotecnia, se pretende que la mujer practique el matriarcado o que la mujer se iguale negativamente a los hombres.

Erróneamente se ha manejado un concepto donde se dice que la mujer es débil y debe aguantarse y callarse.
«Cuando una mujer es vulnerada  por un hombre machista, es porque una mujer machista lo crío, alimentó y justificó su actuar, lamentablemente le alentó la promiscuidad y  el mal comportamiento de ese hijo que ahora se vuelve un peligro, no sólo para la esposa, sino para toda nuestra sociedad.
Dios no hizo a las mujeres, para ser pisoteadas y maltratadas, por el contrario, nos creo para ser felices, plenas y para ser una parte complementaria del varón, ambos deben vivir en EQUIDAD………»
Fueron algunas de las enseñanzas que se virtieron en el desayuno.
Las asistentes disfrutaron de un momento ameno a través de una dinámica de convivencia, un grato y delicioso menú, pero sobre todo, las asistentes se llevaron un aprendizaje sobre lo especiales que son y sobre todo, tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre los impactos negativos del feminismo y el machismo.
Es necesario que haya más eventos de este tipo, ya que no sólo fue un desayuno y convivencia, sino una forma de llamar la atención de nuestra sociedad para sembrar valores morales y enseñar que hablar de Dios, no necesariamente es hablar de religión.
Las asistentes salieron muy contentas y con una nueva perspectiva, ahora el reto para ellas será poner en práctica lo aprendido, vivirlo y enseñarlo para poder influir y motivar a otras mujeres que lo necesiten…………

Entrada siguiente

México frente al suicidio y los trastornos mentales

Lun Mar 21 , 2022
En veinte años se duplicó el número de suicidios y se incrementó el abuso de sustancias En México, la tasa de suicidio casi se duplicó en veinte años, al pasar de 3.5 personas por cada 100 mil habitantes en el año 2000 a 6.3 personas por cada 100 mil habitantes en el […]