Máximas de vigencia permanente

Un breve muestrario de las enseñanzas de la vida pública en nuestro México

Revisando el librero me encontré con un pequeño texto de hace unos treinta años, que contiene breves reflexiones bajo la forma de máximas, de un experimentado mexicano del norte del país.

Lorenzo de Anda, el autor, fue rector de la Universidad de Nuevo León y del Tec de Monterrey, diplomático, catedrático y articulista de muchos medios.

Dejó varios libros, este que encontré es uno de ellos.

Como si fueran ese tipo de letreros o señales que uno ve en las carreteras, repasamos algunas de las sabias reflexiones que anotó:

“Cuando tengas el poder ejércelo pensando en el día que ya no lo tendrás”.

En efecto, para la mayoría de los políticos, los cargos les parecen eternos, paraísos largos, con frecuencia dejan de hacer lo sustancial, atienden lo urgente, disfrutan y son poco productivos, mientras el tiempo se va como agua entre las manos.

Con sentido claro de la realidad, un amigo funcionario les dijo a sus hijos la primera Navidad enfundado en el flamante cargo y con la sala llena de arcones y variados regalos: “Vean muy bien esto, estos regalos no se los enviaron a su papá, se los hicieron llegar al funcionario, son para el cargo, cuando esto se acabe, que puede ser en cualquier momento, no verán más esto que tienen enfrente…”

La mayoría de los hombres públicos no tienen plena conciencia de esto. Olvidan que el escritorio del elegante despacho es prestado.

“En política los amigos son de mentiras. Los enemigos son de verdad.”

En la vida de todo político hay amigos auténticos y amigos del poder.

El expresidente Gustavo Díaz Ordaz, ya lejano el sexenio, en una semi oscura funeraria donde se velaba el cadáver de su esposa, a las tres de la mañana, sólo, acompañado únicamente de su amigo José Reyes Pérez (un hombre sencillo que llegó de mocito a la casa paterna y que fue adoptado como hijo de la familia), le dijo: “Pepe, aquí estamos, solos como al principio, ya se han ido todos los que eran amigos del presidente, no de tu amigo Gustavo…”

Por cierto, aquí en Puebla, hoy están tras las rejas dos exconspicuos funcionarios del Estado, la gente los vio como amigos cercanísimos del gobernador, los barrotes de la prisión dicen otra cosa: Guillermo Aréchiga y Francisco Romero Serrano.

“La soberbia irrita a los dioses”.

Esta es una verdad maciza, como una montaña.

“Todas las generaciones que han pasado sobre la tierra han testimoniado la caída y el castigo de los soberbios. Nadie ha escapado jamás a esta regla”.

La soberbia que sufren muchos hombres de poder tiene como una especie de sombra. Nunca se le despega al poderoso. Quien tiene el mando por lo común es repelente a advertencias y consejos, pierde el piso, el oído, y al final lo fatal: el poder. Viene entonces el arrepentimiento, la soledad, la amargura. Ya es tarde. El tiempo nunca regresa.

Se les olvida que todos estamos matriculados en la escuela de la vida, y que el maestro es el tiempo.

“A toda acción corresponde una acción”.

Este axioma de la física se aplica por igual en política.

“Quien ataca, ofende o critica, debe esperar la respuesta de la persona agredida”, dice de Anda.

La crítica es inherente al poder. Y se ejerce en ambos sentidos. La clave está en tener autoridad para hacerla, sustento en razones, cordialidad en el tono, firmeza en el contenido, elegancia en la forma y…por qué no: un poco de indulgencia. Este componente, hoy tan ausente (porque pareciera que fue expropiado siempre por la religión) hace mucha falta para atemperar los ánimos.

“La luna de miel de un funcionario termina cuando comienza a tomar decisiones”.

Una gran verdad.

Las loas, adulaciones y confeti de todo comienzo, se tornan en acres comentarios cuando el funcionario toma las primeras decisiones, y empieza a tocar los intereses de personas y grupos.

Esto tiene muchos ejemplos en la vida nacional. Basta descorrer un poco el telón para descubrir las auténticas razones de muchas cosas. Por eso es bueno ahondar en los hechos, mirar el bosque completo eludiendo la obstrucción del grueso tronco que tenemos enfrente.

¿No cree usted?

Ya volveremos con el material de don Lorenzo.

xgt49@yahoo.com.mx

Entrada siguiente

Arrancó el proceso electoral para 2024

Sáb May 7 , 2022
El Presidente ha echado a andar las aspiraciones de quienes él considera pueden sucederlo Desde el primer día de su gestión como Presidente de la República, López Obrador retomó sus conferencias mañaneras diarias, tal como lo hacía cuando se ocupó el cargo de Jefe de Gobierno de lo que se denominaba Distrito Federal, hoy Ciudad de México, en […]

Puede que te guste