Turquía demora la incorporación de Finlandia y Suecia a la OTAN

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, puso paños fríos sobre las decisiones históricas de Suecia y Finlandia de buscar la membresía en la OTAN, declarando que no puede permitirles unirse debido a su supuesto apoyo a militantes kurdos y otros grupos que Ankara dice que amenazan su seguridad nacional.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha expresado su confianza en que la alianza se moverá para admitir a Suecia y Finlandia rápidamente. Pero la declaración de Erdogan sugiere que el camino de los dos países nórdicos hacia la membresía podría ser todo menos fácil.

La aprobación de Turquía es crucial porque la alianza militar toma sus decisiones por consenso. Cualquiera de sus 30 países miembros puede vetar a un nuevo miembro.

Se espera que el gobierno de Erdogan utilice las ofertas de membresía de los dos países como palanca para obtener concesiones y garantías de sus aliados.

Turquía, que tiene el segundo ejército más grande de la OTAN, tradicionalmente ha apoyado la ampliación de la OTAN, creyendo que la política de “puertas abiertas” de la alianza mejora la seguridad europea. Por ejemplo, se ha pronunciado a favor de la posibilidad de que se unan Ucrania y Georgia.

La objeción de Erdogan a Suecia y Finlandia se deriva de las quejas turcas con el apoyo percibido de Estocolmo, y en menor grado de Helsinki, al prohibido Partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, el grupo extremista de izquierda DHKP-C y los seguidores del clérigo musulmán con sede en EE. UU. Fethullah Gulen. Ankara afirma que estuvo detrás de un fallido intento de golpe militar en 2016.

Muchos kurdos y otros exiliados han encontrado refugio en Suecia durante las últimas décadas, al igual que miembros del movimiento de Gulen más recientemente. Según los medios de comunicación estatales de Turquía, Suecia y Finlandia se han negado a extraditar a 33 personas buscadas por Turquía.

Ankara, que con frecuencia acusa a los aliados de hacer la vista gorda ante sus preocupaciones de seguridad, también se ha enfadado por las restricciones a la venta de equipo militar a Turquía. Estos fueron impuestos por los países de la UE, incluidos Suecia y Finlandia, luego de la incursión militar de Turquía en el norte de Siria en 2019.

Para justificar aún más su objeción, Erdogan dice que su país no quiere repetir un “error” de Ankara, que acordó readmitir a Grecia en la estructura militar de la OTAN en 1980. Afirmó que la acción había permitido a Grecia “tomar una actitud contra Turquía” con El respaldo de la OTAN.

Se espera que Turquía busque negociar un acuerdo de compromiso en virtud del cual los dos países tomarán medidas enérgicas contra el PKK y otros grupos a cambio del apoyo turco para unirse a la OTAN. Se espera que una demanda clave sea que detengan cualquier apoyo a un grupo kurdo sirio, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, o YPG. El grupo es un aliado occidental en la lucha contra el grupo Estado Islámico en el norte de Siria, pero Turquía lo ve como una extensión del PKK.

Erdogan también podría tratar de utilizar la membresía de Suecia y Finlandia para obtener concesiones de los Estados Unidos y otros aliados. Turquía quiere volver al programa de aviones de combate F-35 liderado por Estados Unidos, un proyecto del que fue expulsado tras la compra de los sistemas rusos de defensa antimisiles S-400. Alternativamente, Turquía está buscando comprar un nuevo lote de aviones de combate F-16 y actualizar su flota existente.

Otras posibles demandas podrían incluir el fin de un embargo no oficial sobre las ventas militares a Turquía por parte de los aliados; concesiones de los países miembros de la UE en relación con el fallido intento de Turquía de unirse al bloque; y mayores fondos para ayudar al país a apoyar a 3,7 millones de refugiados sirios.

Es probable que la amenaza de veto de Turquía socave su propio estatus en Washington y en toda la OTAN, reforzando la imagen de un país que está bloqueando la expansión de la alianza para su propio beneficio. Con la medida, Turquía también corre el riesgo de dañar el crédito que se había ganado al suministrar a Ucrania los drones armados Bayraktar TB2 que se convirtieron en un arma eficaz contra las fuerzas rusas.

 “No hay escenario bajo el cual Turquía no termine siendo vista como el topo de (el presidente ruso Vladimir) Putin dentro de la OTAN”, dijo Soner Cagaptay, experto en Turquía en el Washington Institute. “Todo el mundo olvidará las objeciones vinculadas al PKK. Todo el mundo se centrará en el hecho de que Turquía está bloqueando la expansión de la OTAN. Distorsionará la visión de Turquía a través de (OTAN)”.

Cagaptay dijo que la obstrucción de Turquía también podría deshacer “el impulso positivo” que había comenzado a generarse en Washington con respecto a la venta de los F-16. “No puedo ver que la venta se lleve a cabo en esta etapa”, dijo.

Turquía ha construido relaciones estrechas tanto con Rusia como con Ucrania y ha estado tratando de equilibrar sus lazos con ambos. Se ha negado a unirse a las sanciones contra Rusia, mientras apoya a Ucrania con los drones que ayudaron a negar la superioridad aérea de Rusia.

“El hecho de que Erdogan esté descarrilando el proceso (de la OTAN) sugiere intencionalmente que tal vez esté tratando de equilibrar el fuerte apoyo militar que Turquía le ha dado a Kiev con el apoyo político a Rusia”, dijo Cagaptay.

Un importante político turco también expresó su preocupación de que la membresía de Finlandia y Suecia podría provocar a Rusia e inflamar la guerra en Ucrania. Devlet Bahceli, líder de un partido nacionalista aliado con Erdogan, dijo que la mejor opción sería mantener a los dos países nórdicos en la “sala de espera”.

Entrada siguiente

Los maestros, libres para votar por quien quieran

Mar May 17 , 2022
Para nadie es un secreto, que uno de los gremios mayormente utilizados por los gobiernos autoritarios que nos gobernaron durante 80 años, fue el gremio magisterial.          De ahí surgió la fuerza de personajes como Elba Esther Gordillo, que sirvió fielmente al PRI y al  PAN, en los procesos electorales […]