Recuperación Económica desigual

Al primer trimestre de 2022, México no ha restituido los niveles de producción que tenía antes de la pandemia y todavía está lejos de recuperar la senda de crecimiento observada entre 2012 y 2020.

El proceso de recuperación económica está ocurriendo a velocidades distintas: un tercio de la economía se ha recuperado, otro tercio se encuentra en proceso de recuperación, y el último aún presenta problemas y rezagos.

El grupo de sectores recuperados representa 30% del PIB nacional, mientras que el grupo de sectores en recuperación aporta 35.5%, y los sectores rezagados representan 30.3%.

En los últimos tres años la economía mexicana ha sido afectada por dos problemas: una desaceleración seguida por la crisis inducida por la pandemia. Ambos tuvieron un impacto diferenciado en los sectores presentes en la economía y, por tanto, el proceso de recuperación ha tenido distintos senderos. 

Al primer trimestre de 2022 las manufacturas; el comercio al por mayor; los servicios a la salud y asistencia social; y los servicios profesionales, científicos y técnicos ya recobraron el nivel de producción registrado en el 1T2020. Además, ya se encuentran en la misma tendencia de crecimiento observada durante los 8 años previos al inicio de la pandemia.

Por otra parte, en seis sectores se ha restituido el nivel de producción respecto al 1T2020. Estos son: servicios inmobiliarios; comercio al por menor; transportes, correos y almacenamiento; información en medios masivos; el sector agropecuario; y los servicios corporativos. Sin embargo, no se ha conseguido recuperar la tendencia de crecimiento previa a la pandemia. Estas actividades representan 35.5% del PIB nacional.

Finalmente en el grupo de sectores rezagados representa 30.3% del PIB nacional y está conformado por diez sectores en los que no se ha restituido el nivel de producción ni recuperado la tendencia de crecimiento previa. Estos son: construcción; minería; servicios financieros y de seguros; actividades gubernamentales; servicios educativos; alojamiento, restaurantes y bares; energía eléctrica, agua y gas por ductos; apoyo a negocios y manejo de residuos; cultura, deporte y recreación, entre otros servicios.

La falta de dinamismo productivo ya se ha reflejado en problemas en el mercado laboral, pues las mejores oportunidades laborales dependen del crecimiento y desarrollo económico. La generación de empleos durante el proceso de recuperación se ha caracterizado por la prevalencia del empleo informal y los bajos ingresos laborales.

Dada la lenta recuperación económica en México, es importante que se implementen medidas de política pública, tanto a nivel federal como subnacional, enfocadas en construir un entorno de negocios propicio para generar y atraer mayor inversión, y a dotar al país de la infraestructura necesaria para el desarrollo de las actividades productivas.

Comentarios, sugerencias e información: E-mail: municipalidadesrevista@gmail.com / Twitter: @muni_revista / Facebook: @municipalidadesrevista

Entrada siguiente

Puerta Horizonte Europa, una nueva oportunidad de integración para investigadores BUAP: Lilia Cedillo

Lun Jun 20 , 2022
Un mecanismo mediante el cual México participa de manera oficial en el programa marco de investigación e innovación (I+I) de la Unión Europea Ofrecer apoyo y orientación a investigadores mexicanos para que se vinculen a proyectos científicos de la Unión Europea que hagan frente a problemas globales, es uno de […]