La viruela símica, previsión y acción para el cuidado de la salud

Los primeros síntomas y signos de la enfermedad pueden incluir fiebre, fatiga, dolor de cabeza, dolor de espalda, lesiones pulmonares, anorexia, dificultad para respirar, conjuntivitis, descarga nasal, escalofríos, sudoración, irritación de garganta, tos, dificultad para respirar y nódulos linfáticos inflamados.

Para evitar cualquier tipo de contagio en estos momentos, de Covid-19, de Viruela Símica o cualquier otra enfermedad respiratoria ahora que los niños están por regresar a clases, es importante continuar con los protocolos de bioseguridad que se tienen al día de hoy, enfatizó Rocío Baños

Lara, Directora del Centro de Investigación Oncológica una Nueva Esperanza-UPAEP.

Dijo que ahora que los niños de nueva cuenta asistirán a clases es probable que se encuentren con varios virus, además de recordar de que todavía se tiene cierta deficiencia en la aplicación de las vacunas en los menores de edad, por lo que es importante que las personas estén alertas del cuidado de los hijos y enseñarles a cuidarse para que no tengan riesgos de contagios de cualquier enfermedad.

Subrayó que es importante enseñar a los niños a utilizar correctamente el cubrebocas y a portarlo el mayor tiempo posible, lavarse las manos y mantener la distancia en la medida de lo posible y reducir las situaciones de riesgo mientras se encuentran en la escuela o fuera de casa.

Con respecto al tema de la Viruela Símica, Rocío Baños Lara y Leslie Anahi Ortiz Lagunas compartieron la siguiente información. La viruela símica, es una enfermedad similar a la viruela, causada por el virus viruela del mono, por ello la enfermedad también se conoce con este nombre (monkey pox en inglés); se trata de una enfermedad endémica de África central y occidental. La mortalidad reportada para el virus que causa la enfermedad en África central, es del 11%, mientras que para el virus que afecta al occidente es del 4%.

A principios de mayo de este año se reportaron casos de viruela símica fuera de África, (Reino Unido, Portugal y España) y hasta el 9 de agosto, se han reportado poco más de 30 mil casos alrededor del mundo, y nueve decesos, por lo que la letalidad es del 0.03%.

La situación en México es de 91 casos hasta el momento, sin reporte de decesos. El virus de la viruela símica responsable del brote actual es más parecido al del grupo de África occidental.

Debido al incremento paulatino de casos, desde el 2010 hasta el brote actual, tanto en África como en otros países, se piensa que el resurgimiento del virus podría estar relacionado con la pérdida de la inmunidad colectiva, debido a la suspensión de la vacuna contra viruela, que proporcionaba inmunidad contra la viruela símica.

Los primeros síntomas y signos de la enfermedad pueden incluir fiebre, fatiga, dolor de cabeza, dolor de espalda, lesiones pulmonares, anorexia, dificultad para respirar, conjuntivitis, descarga nasal, escalofríos, sudoración, irritación de garganta, tos, dificultad para respirar y nódulos linfáticos inflamados. Las lesiones cutáneas características de esta enfermedad aparecen entre los días 1-4 desde el inicio de los síntomas y permanecen hasta por 2-4 semanas. Las erupciones evolucionan hasta llegar a ser vesículas, que terminan por convertirse en costras que se secan y se caen.

Las lesiones cutáneas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y las mucosas, entre ellas las genitales. En el brote que ocurre actualmente se han observado con más frecuencia las lesiones genitales y perianales; también resulta relevante que no en todos los casos se ha presentado fiebre ni la sintomatología clásicamente descrita. La presentación genital inusual del brote actual ha llevado al mal diagnóstico de esta enfermedad tomándola como sífilis, chancroide o herpes.

El virus de la viruela símica se transmite mediante contacto muy cercano entre los individuos, incluyendo contacto con piel, lesiones cutáneas, costras, secreciones nasales, u otros fluidos corporales. Este tipo de contacto cercano puede ocurrir durante un encuentro sexual (oral, anal, y vaginal), aunque se debe aclarar que la viruela símica no es una enfermedad de transmisión sexual. El contagio puede ocurrir también mediante el contacto con objetos personales (como juguetes sexuales), ropa de cama, o toallas que hayan sido usados por portadores del virus.

Una persona infectada puede diseminar la enfermedad desde el inicio de los síntomas hasta que la persona está completamente recuperada y la nueva piel aparece en las lesiones que surgieron.

El diagnóstico por laboratorio para la viruela símica en México se hace solamente por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública (RNLSP) mediante una prueba de reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real, conocida comúnmente como PCR.

No existe tratamiento aprobado para tratar la viruela símica, y aunque en algunos casos recientes se han administrado antivirales usados contra la viruela con cierto éxito, todavía es necesario hacer más investigación al respecto para asegurar que el medicamento detiene la replicación viral.

Tampoco existe vacuna específica para prevenir la enfermedad por la viruela símica, pero la vacuna contra viruela previene hasta en el 85% de los casos. Hasta este momento solo los profesionales de salud en riesgo alto son candidatos para recibir la vacuna.

Para prevenir la enfermedad de viruela símica se debe evitar el contacto cercano con personas con cualquier síntoma respiratorio y por su puesto con visibles lesiones en la piel, en caso de sospechar de esta enfermedad, es necesario acudir al médico para la valoración clínica y la ejecución de pruebas moleculares para confirmar la presencia del virus. La higiene de manos, conservar la sana distancia, y evitar en la medida de lo posible el contacto físico, acciones en marcha debido a la actual pandemia de covid-19, deben imperar para prevenir también viruela símica o cualquier otra enfermedad respiratoria.

Entrada siguiente

Firma BUAP convenio de colaboración con el SAT

Mié Ago 10 , 2022
La Rectora Lilia Cedillo reabre módulo del SAT en la Facultad de Contaduría Pública; además de instalar la Unidad de Género Para reafirmar la vinculación con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la BUAP signó un convenio de colaboración con este órgano administrativo, para que estudiantes de la Facultad de […]